Empresas, profesionales y completa información de La Guijarrosa
Empresas de La Guijarrosa

Localidad,Municipio o Ciudad
   
Qué - Oficio o Actividad


Dónde - Localidad o Provincia



 
Buscador de empresas
Texto de búsqueda Criterio Provincia
LAMELCHORA Hoteles, Hoteles-restaurantes. Posadas (Córdoba) C/ Maria Auxiliadora, 1
14730
- 957 63 01 73 - 637 40 01 53 Logo de LAMELCHORA
HOSTAL-RESTAURANTE. ESPECIALIDAD EN BACALAO CON SALSA DE PUERROS.

Línea separación de apartados

Datos de interés

      
   

 

País: España

C. Autónoma: Andalucia

Provincia: Cordoba

Altitud: 332 m.

Gentilicio: Guijarroseños

Número de habitantes: 1.336

CP Ayuntamiento: 14546


Ir al principio de esta página
Línea separación de apartados

Teléfonos de interés

      
   

 

Ayuntamiento:
32Plaza Mayor, 6
957
313224

Ir al principio de esta página
Línea separación de apartados

Clima

      
   

 


Ir al principio de esta página
Línea separación de apartados

Población

      
   

 


Ir al principio de esta página
Línea separación de apartados

Historia

      
   

 

Con el nombre de “LA GUIJARROSA” fue designada desde tiempos remotos una amplia comarca que se extendía entre Arroyo Salado, limite con Santaella por el Sur, y Torre Albaén y tierras de “Maestrescuela”, por el Norte; y desde la “Fon cubierta” y “Las Arenillas”, por el Este, hasta “La Parrilla” y “Vaneguillas”, por el Oeste. Quedando, por tanto, incluidos en su ámbito parte de los actuales términos municipales de La Rambla y La Carlota, así como en su casi totalidad los de La Victoria y San Sebastián de los Ballesteros.

Ya en la más lejana antigüedad se asentaron en esta comarca importantes poblamientos, como acreditan los abundantes vestigios iberos que se vienen descubriendo junto al núcleo actual de La Guijarrosa.

De tan excelentes trabajos puede extraerse una conclusión evidente: La extensa comarca de LA GUIJARROSA, por su enclave privilegiado en una encrucijada de las principales vías de comunicación entre los diversos Pueblos que en el devenir histórico se han asentado en nuestro suelo, fue durante siglos “TIERRA FRONTERIZA”, con las inherentes servidumbre y grandeza de constituir “tierra de nadie”, en tiempos de lucha, y “tierra de todos”, en épocas de paz.

En efecto, con los primeros pobladores, y a tenor de la descripción física de Hispania recogida en los más antiguos textos, ocupaba los confines entre los TURDULOS-SELVISINIOS, que se extendían por la totalidad de la actual Provincia de Córdoba, y, en parte, por las de Badajoz, Ciudad Real, Jaén y Granada y los TURDETANOS o TARTESIOS, que habitaban las actuales Provincias de Huelva, Sevilla y zona noroccidental de Málaga.

Ocupada Hispania por Cartagineses y Romanos, la comarca de LA GUIJARROSA quedó en el límite fijado por el Tratado con Roma, del año 348 a de J. C.

Consolidada la dominación romana, en los aledaños de esta comarca se libró la batalla de MUNDA (año 45 a de J. C.) entre César y los hijos de Pompeyo. Aunque las investigaciones históricas más recientes tienden a ubicar la antigua Munda en las inmediaciones de Montilla, todavía no se ha dicho la última palabra al respecto.

Y no seria aventurado conjeturar que tal confrontación se hubiera producido en zona comprendida entre la “Vía Augusta” (por la que pretendía discurrir César con sus ejércitos hacia Itálica) y el ramal de aquélla, o “Vía Malacitana” (cobertura para los pompeyanos ante una posible derrota; y que efectivamente hubo de ser utilizada por Cneo Pompeyo para refugiarse en Carteya).

Durante la Reconquista vuelve LA GUIJARROSA a convertirse en zona fronteriza, fugazmente con las incursiones de Alfonso VII desde Castilla, y de Alfonso I El Batallador, desde Aragón, quien llegó hasta Ecija. Pero, sobre todo, a partir de la expansión realizada por Fernando III El Santo en el primer tercio del Siglo XIII y hasta la definitiva conquista de Antequera, a principios del Siglo XV

El alarmante despoblamiento que se generaliza en la mayor parte de España bajo la Dinastía de los Austrias, incesantes guerras en Europa; colonización de América, se intenta paliar esporádicamente mediante la reactivación de explotaciones agrícolas y ganaderas que, al propio tiempo, sirviera de fomento y atractivo para una rápida repoblación. Estas medidas aisladas se encauzaron, principalmente, a través de Ordenes Religiosas por estar consideradas a la sazón como entidades más capacitadas para una mejor organizada administración y aprovechamiento de los recursos, y, las más de las veces, por tratarse de los únicos o de los más altos postores en las ventas de tierras, o de sus correspondientes jurisdicciones, con que la Corona procuraba atender sus crecientes y cada día más apremiantes necesidades dinerarias. Es entonces cuando comienza a dividirse y desmembrarse la comarca guijarroseña:

Así, el 20 de Enero de 1615, Felipe III concede al Rector del Colegio de Santa Catalina, de la Compañía de Jesús, jurisdicción y señorío sobre una llamada “HACIENDA DE LA GUIJARROSA”, de cabida 1.365 fanegas de tierra, adquirida por la suma de 3.200 ducados. La Real Cédula confirió a los Jesuitas “jurisdicción civil y criminal alta y baja, meromísto imperio, señorío y vasallaje, horca y cuchillo, penas de sangre, penas de cámara legales y arbitrarias, derecho de mostrencos y martiniega,... “, extendiéndose al “nombramiento de todos los empleos de justicia y escribanos...”. Esta hacienda, sin duda para distinguirla del resto de LA GUIJARROSA, fue designada desde los primeros momentos como “HACIENDA DE SAN SEBASTIÁN”, configurándose como un “Señorío Eclesiástico” o “Abadengo”, según calificación recogida en el Catastro de Ensenada y, años más tarde, en el Censo de Florida blanca. (Expulsados de España los Jesuitas en 1767, aquel “señorío eclesiástico” ha quedado conformado en la actualidad como Municipio de “SAN SEBASTIAN DE LOS BALLESTEROS”).

Ya en el propio Siglo XVII se habían instalado los Dominicos en la “HACIENDA DE SAN PABLO”, contigua a la “HACIENDA DE MOLINO BLANCO”, ambas en el término del actual núcleo de LA GUIJARROSA. Dicha Orden había adquirido la propiedad, aunque no la jurisdicción, sobre aquella “hacienda”, en la que erigieron una Capilla dedicada a Nuestra Señora la Virgen del Rosario. Imagen que, años más tarde, fue trasladada a la Ermita construida en la “HACIENDA MOLINO BLANCO”, cuyo propietario, Don Juan de Valencia, fundó una “Memoria de Misas” en su testamento otorgado ante Don Andrés Valera de Molina, Escribano de Córdoba, en 16 de Agosto de 1708. Esta misma Imagen, cuidadosamente restaurada, es la que se venera y da nombre a la actual Parroquia de LA GUIJARROSA.

En la zona Norte de la comarca guijarroseña se establecieron los Frailes Mínimos, de la Orden de San Francisco de Paula, adquiriendo propiedad y jurisdicción, y en su hacienda levantaron una capilla dedicada a la Virgen de los Ángeles, designando uno de los pagos o parajes con el nombre de Nuestra Señora de la Victoria. (Municipio actual de “LA VICTORIA”).

En el Reinado de Carlos III consciente el Rey y sus Ministros de que la falta de pobladores constituía una de las principales causas de la decadencia nacional, se adoptaron medidas regeneradores, entre las que destaca la “repoblación de Sierra Morena”. Parece ser que el Marqués del Puerto, Embajador de España en La Haya, había propuesto en 1749 la creación en España de colonias de flamencos y alemanes. Pero es en 1766 cuando un tal THURRIEGEL ofreció al Monarca español un proyecto en forma, comprometiéndose a introducir en la Península 6.000 católicos de aquellas nacionalidades. Dicho proyecto fue aprobado en Febrero de 1767, días antes de la expulsión de los Jesuitas, acordada en 27 de Febrero de aquel año. La organización e instalación de las nuevas colonias “Nuevas Poblaciones de Andalucía”, en terminología legal, después recogida en el Censo de Florida blanca de 1787, se encomendó a Don Pablo Olavide, con las más amplias facultades, incluida la de no rendir cuenta de sus actos sino al Consejo de Castilla, en su Sala Primera de Gobierno. Entre las trece poblaciones de nueva construcción, destacan Almuradiel y La Carolina, en ambos extremos del paso de Despeñaperros (la última, con las aldeas pedáneas de “Fernandina” e “Isabela”); La Luisiana, con sus aldeas pedáneas de El Campillo y Cañada-Rosal, y “LA CARLOTA”, con sus aldeas pedáneas de “LA CHICA-CARLOTA”, “LOS ALGARBES” y “LA FUEN CUBIERTA”. Parte de este asentamiento ocupó una considerable extensión de la zona Noroccidental de la secular comarca de LA GUIJARROSA.

Lo que resta de la ancestral comarca de LA GUIJARROSA, los parajes en torno a los núcleos de Las Casillas, Siete Torres y el que conserva la toponimia original, aglutinante unificador de los tres en un solo y mismo asentamiento quedó adscrito al término municipal de Santaella, sin duda alguna por la circunstancia de que los Frailes de Santo Domingo no quisieran o no pudieran obtener ‘jurisdicción civil y criminal alta y baja, meromisto imperio, señorío y vasallaje,...” sobre las tierras y heredades guijarroseñas de su propiedad, limitándose a cumplir una misión económico-social y a dejar una estela de espiritualidad.

La adscripción administrativa de la actual comarca residual de LA GUIJARROSA el Municipio de Santaella, aparece desde los primeros momentos como artificiosa y forzada, lo que redunde en una radical desvinculación afectiva y efectiva entre los residentes en La Guijarrosa con respecto a los residentes en el resto del Municipio, que se traduce en una real y evidente discriminación hacia los guijarroseños, abandonados a su suerte en la práctica totalidad de las atenciones y servicios públicos indispensables para alcanzar el mínimo de dignidad de vida humana colectiva.

Resulta materialmente imposible determinar si la casi palpable desvinculación afectiva es causa o efecto de ese cúmulo de desatenciones y abandono. Pero lo cierto es que ambos hechos notorios, en su conjunción, han ido forjando entre los vecinos de LA GUIJARROSA un sentimiento común de independencia municipal y una voluntad unánime, reiteradamente manifestada, de extender el autogobierno que, de hecho, vienen desempeñando en diversas parcelas de competencias locales a todo el ámbito administrativo municipal, con plenitud de personalidad jurídica pública como único medio legal y razonablemente exigible, no sólo para mantener unas constantes vitales ínfimas y precarias, sino para procurar la dignificación social y el desarrollo económico de un pueblo con propia y sobradamente acreditada identidad.

Ante aquel dilema todos los vecinos de La Guijarrosa firmaron otorgando poderes a una Comisión Promotora para que, de acuerdo con la solidaria voluntad unánime de los vecinos de LA GUIJARROSA, realizara cuantos procedimientos fueran precisos para constituirse en nuevo Municipio independiente. Voluntad colectiva incuestionable que, bajo el imperio de la Constitución, y al amparo de la legalidad vigente, queda erigida en motivación medular en materia de alteración de términos municipales.

Así, con fecha 22. Diciembre. 1988 tuvo entrada en el Ayuntamiento de Santaella instancia suscrita en nombre de la mayoría de los vecinos residentes en las ENTIDADES DE POBLACIÓN DE LA GUIJARROSA, LAS CASILLAS Y SIETE TORRES, DEL MUNICIPIO DE SANTAELLA (CÓRDOBA), dirigida al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía en solicitud de la segregación de estos NÚCLEOS DE POBLACIÓN INDISOLUBLEMENTE UNIDOS Y AGLUTINADOS EN EL PRIMERO, con su zona de influencia, para la constitución de un Municipio nuevo e independiente con denominación de LA GUIJARROSA y capitalidad en este núcleo. Avalada por la firma ante Notario de 842 electores, de los 867 censados: el NOVENTA Y SIETE COMA DOCE POR CIENTO (97,12%) DE LOS LEGITIMADOS PARA ESTE TIPO DE EXPEDIENTES.

El dia 30 de Diciembre de 2004 se aprueba en el Pleno Ordinario del Ayuntamiento matriz la aprobacion al expediente de la ELA de La Guijarrosa.

El dia 5 de Diciembre de 2006 el Consejo de Gobierno de La Junta de Andalucía aprueba la creacion de la ENTIDAD LOCAL AUTONOMA de La Guijarrosa, abriendose así una nueva etapa para La Guijarrosa.

El 26 de Febrero de 2007 se constitulle en el slon de plenos de la Excma. Diputación Provincial de Córdoba la Comisión Gestora que gobernara la Entidad Local Autonoma hasta Las próximas elecciones locales del 27 de Mayo de 2007.

Ir al principio de esta página
Línea separación de apartados

Economía

      
   

 


Ir al principio de esta página
Línea separación de apartados

Comunicaciones

      
   

 


Ir al principio de esta página
Línea separación de apartados

Transportes

      
   

 


Ir al principio de esta página
Línea separación de apartados

Educación y cultura

      
   

 


Ir al principio de esta página
Línea separación de apartados

Lugares de interés turísticos

      
   

 

La Iglesia.

La imagen de Ntra. Sñra. Del Rosario con mas de 275 años de estancia en La Guijarrosa y de autor desconocido.

Ir al principio de esta página
Línea separación de apartados

Vida nocturna

      
   

 


Ir al principio de esta página
Línea separación de apartados

Deportes

      
   

 


Ir al principio de esta página
Línea separación de apartados

Fiestas locales

      
   

 

5 de enero: Cabalgata de Reyes.

En Primavera: La semana Santa.

15 de mayo: Romería de San Isidro Labrador.

En el último fin de semana de julio: La Feria de Verano de gran esplendor popular.

El 7 de octubre: La Feria Real en honor a la Patrona de La Guijarrosa, Ntra. Sñra. Virgen Del Rosario que data del año 1820 y que llegó a ser una de las mas importantes ferias de ganado de Córdoba.

Gran afluencia de público de todos los pueblos de la comarca que acuden a saborear las primeras aceitunas partidas y el chorizo, morcilla y lomo de las primeras matanzas de la temporada.

Ir al principio de esta página

 

 

______________________________________

Directorio de empresas y pueblos de España
hacer página de inicio | agregar a favoritos
Información obtenida en parte desde wikipedia bajo licencia GFDL